Un hombre ingresó a un local de venta de celulares en el centro de Rosario. Simuló estar interesado en equipos de telefonía, pero su propósito era robarlos. Amenazó a las empleadas que estaban en el mostrador, pero se sorprendió cuando comprobó que en la parte trasera había más gente. Intentó huir, pero terminó detenido y golpeado por transeúntes en la vereda. La policía no descarta que sea la misma persona que la semana pasada cometió un robo millonario en una óptica céntrica. 

El hecho ocurrió en Entre Ríos al 800. Una de las empleadas habló en De 12 a 14 (El Tres) y relató con detalles lo sucedido. Indicó que este hombre ingresó al local de telefonía celular y preguntó por precios de algunos equipos. Luego amenazó a las empleadas que estaban en el mostrador con una trincheta. Pero luego se dio cuenta de que en la parte trasera del negocio había más trabajadores

En ese momento el ladrón se distrajo y una de las empleadas pudo salir a la calle y “comenzó a pedir ayuda a los gritos”

“El delincuente intentó escapar, pero fue aprehendido por gente que pasaba por el lugar. Luego llegó la Policía y lo identificaron, es un ladrón conocido en la zona”, indicó la empleada, que pidió no mostrar su rostro en cámara. “Lo detuvieron entre vecinos y personas de control urbano”, comentó. 

“Esta misma persona había robado días atrás en una óptica, fue un robo millonario, se llevó alrededor de un millón de pesos”, cerró la empleada del local. La Policía investigaba esa pista.