La oración de los ladrones. Las autoridades del Club Atlético Garibaldi de Fray Luis Beltrán se toparon con un insólito mensaje que dejaron delincuentes que robaron y destrozaron las instalaciones, dos días seguidos esta semana.

Según relataron a De 12 a 14 (El Tres), delincuentes irrumpieron en la institución por primera vez el martes pasado, se llevaron cosas de valor y rompieron las puertas y la caja del lugar. 

Pese a que reforzaron la reja del frente, el miércoles regresaron (estiman que las mismas personas) y esta vez además de sustraer más bienes del club se metieron en una iglesia que comparte el pasillo.

En el templo católico se tomaron una botella de vino y debajo de la copa que usaron para beber escribieron un mensaje a puño y letra.

«Pido por la gente de la calle que le ase (sic) falta de Dios. Firma: el señor», fue la frase que suena a deseo navideño aunque en el contexto que fue dejada suena más bien a ironía.

Es que el vandalismo que realizaron los ladrones (dañaron aberturas, golpearon la caja registradora y la heladera quedó vacía) provocó angustia entre los padres y las madres de los chicos y chicas que disfrutan del club de barrio.

“Estamos tristes porque todo lo que está acá es el trabajo de muchos años, de muchas subcomisiones de padres que fueron haciendo cosas. Se llevaron mercadería y también hicieron destrozos”, resumió una profesora del club que además es mamá de uno de los socios.

Las autoridades pidieron la colaboración de alguna empresa de la región para poder rearmar las instalaciones, en especial lo referido a la seguridad, con rejas o fierros para reforzar las puertas.

También analizaron la nota que dejaron “en la iglesia de al lado pidiendo que recemos por ellos, ponele, y esto es de todos, es un club de barrio para todos, siempre tratamos de ayudar, lo que les pedimos es que no vuelvan a entrar más, porque hay mucho trabajo acá adentro”.