Connect with us

Noticias

Condenaron a cuatro años de prisión a una Policía Bonaerense por la “Masacre de Quilmes”

Published

on

Condenaron a cuatro años de prisión a una Policía Bonaerense por la “Masacre de Quilmes”
La defensa de la oficial había pedido su absolución (Fotos/Télam)

Una oficial de la policía bonaerense fue condenada este miércoles a cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación por la denominada “Masacre de Quilmes”, en la que murieron en octubre de 2004 cuatro adolescentes tras incendiarse una comisaría en la que estaban demorados y por la que también ya fueron juzgados otros diez policías.

Se trata de Elda Marina Guaquinchay Bogado, quien seguirá en libertad hasta tanto el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal N° 5 de Quilmes por el delito de “omisión de denuncia de torturas” quede firme.

Además, los jueces Juan Martín Mata, Gustavo Farina y Federico Merlini le dieron ocho años de inhabilitación especial para ejercer cargos públicos.

“Los sobrevivientes confirmaron las torturas en la comisaría primera de Quilmes y lograron las condenas”, destacó Tobías Corro, referente social que acompañó a las familias de las víctimas fatales, identificadas como Elías Giménez (15), Diego Maldonado (16), Miguel Aranda (17) y Manuel Figueroa (17).

Te puede interesar: Ocho procesados por la desaparición y el femicidio de Johana Ramallo

En el fallo de 48 páginas al que Télam tuvo acceso, el TOC N° 5 acreditó que la oficial ayudante “omitió adoptar medidas necesarias para evitar o interrumpir la comisión de los maltratos y tormentos llevados a cabo por los funcionarios policiales”.

“Contribuyendo pasivamente a mantener reducidas a las víctimas, evitar que se las asista de manera inmediata y de esa forma neutralizar cualquier tipo de resistencia de las mismas, atento a que los apremios y tormentos padecidos por los damnificados consistieron en la aplicación injustificada por parte de los efectivos policiales, de golpes con bastones, puntapiés y golpes de puño, que los funcionarios les propinaron a los menores que estaban siendo evacuados hacia un patio abierto de la seccional”, indicó en su voto el juez Farina, al que adhirieron sus colegas.

Familiares de los adolescentes colocaron una placa en la puerta de la comisaría donde ocurrió la masacre la tarde del 20 de octubre de 2004 (Foto/Télam)
Familiares de los adolescentes colocaron una placa en la puerta de la comisaría donde ocurrió la masacre la tarde del 20 de octubre de 2004 (Foto/Télam)

El magistrado recordó que “varias de las víctimas de estos tormentos injustificados habían sufrido, previamente, graves quemaduras en sus cuerpos a raíz del incendio que se había suscitado en el calabozo N° 1 de la seccional y que les había provocado, entre otras consecuencias, la destrucción de su epidermis en algunas partes de sus cuerpos, más quemaduras en las vías aéreas e intoxicación por inhalación del humo generado por la combustión de los colchones incendiados, sin perjuicio de lo cual y a pesar de estar en conocimiento de ellos el personal policial, continuó adelante con la golpiza descripta la que le fue propinada tanto a los menores que habían sufrido quemaduras como a los que no habían sido alcanzados por las llamas”.

“Bajo la mirada de la nombrada Guaquinchay Bogado, les aplicaron golpes a la vez que eran insultados. Todo ello implicó la causación de un dolor físico y moral inconmensurable y dichos tormentos tuvieron como finalidad prolongar injustificadamente el sufrimiento de los menores detenidos como reprimenda al incendio que se había suscitado y a su vez obtener la confesión respecto de quién lo había iniciado”, señaló el Tribunal.

Te puede interesar: Falleció Daniel Chueke, el hombre que mandó a matar a su madre por una herencia millonaria y estuvo 23 años preso

En el inicio del juicio, la semana pasada, la imputada aceptó declarar y lloró al momento de recordar los hechos. Sentada ante los jueces y el fiscal Claudio Pelayo, que había pedido 6 años de prisión, dijo que cuando ocurrió la “Masacre de Quilmes” ella estaba embarazada, tenía contracciones y no tuvo responsabilidad.

La mujer policía había sido señalada por los investigadores como una de las oficiales que también estaba en la dependencia al momento de los hechos y que no hizo nada para evitar las torturas y la muerte de las víctimas, lo cual ahora dio por acreditado el fiscal.

Algunos testigos la habían ubicado en el cordón policial que apaleó a las víctimas cuando salían de las celdas quemadas y se dirigían a las duchas.

Jonathan Aguirre, uno de los sobrevivientes del hecho, y testigo en el debate, afirmó recordar a la oficial en el cordón policial, pero que no la vio hacer nada para “salvar a las víctimas” ni “impedir la situación”.

La placa recordatoria que se colocó en la Comisaría N°1 de Quilmes (Foto/Ministerio de Justicia y Derechos Humanos)
La placa recordatoria que se colocó en la Comisaría N°1 de Quilmes (Foto/Ministerio de Justicia y Derechos Humanos)

El trágico hecho es recordado como uno de los casos emblemáticos de violencia institucional de los últimos 20 años.

El hecho ocurrió en la noche del 20 de octubre de 2004 cuando policías ingresaron a las dos celdas de la comisaría 1ra. de esa localidad, que alojaba a 17 adolescentes, a quiénes, según la investigación judicial, golpearon y sometieron a torturas.

En reclamo, los detenidos iniciaron un incendio y motín, que derivó en la muerte de los cuatro jóvenes que quedaron encerrados en sus celdas y no pudieron escapar de las llamas.

Las víctimas fueron Elías Giménez (15), Diego Maldonado (16), Miguel Aranda (17) y Manuel Figueroa (17).

A 18 años de la masacre se homenajeó a la víctimas con un acto de señalización en la plaza Hipólito Yrigoyen de la localidad bonaerense de Quilmes (Foto/Ministerio de Justicia y Derechos Humanos)
A 18 años de la masacre se homenajeó a la víctimas con un acto de señalización en la plaza Hipólito Yrigoyen de la localidad bonaerense de Quilmes (Foto/Ministerio de Justicia y Derechos Humanos)

En 2015 se realizó el juicio y, por las torturas y el incendio, fueron sentenciados a penas de entre 3 y 16 años el excomisario Juan Pedro Soria, el subcomisario Basilio Vujovic, el oficial inspector Fernando Carlos Pedreira Catalonga, el cabo Hugo D’Elia, los agentes Franco Góngora, Gustavo Altamirano y Elizabeth Fernanda Grosso, y los oficiales Gustavo Ávila, Héctor Jorge Gómez y Juan Carlos Guzmán.

Según el fallo del TOC N° 3 de Quilmes, los que recibieron la mayor pena fueron Pedreira (a quien le dieron 16 años de prisión), y D’Elía y Guzmán, quienes recibieron 10 y 9 años, respectivamente, pero están en libertad condicional.

Ninguno de los condenados fue preso hasta este año, cuando el mismo TOC N° 3 ordenó que el inspector Fernando Carlos Pedreira Catalonga (45), quien se hallaba cumpliendo prisión domiciliaria monitoreado por una tobillera, fuera enviado a la Unidad Penitenciaria N° 9 de La Plata, donde deberá permanecer hasta el 18 de octubre del 2031.

Seguir leyendo:

Ocho procesados por la desaparición y el femicidio de Johana Ramallo
Falleció Daniel Chueke, el hombre que mandó a matar a su madre por una herencia millonaria y estuvo 23 años preso

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente Infobae)

Noticias

Graciela, la madre de Fernando, contó qué sintió en el momento que escuchó “perpetua” para los asesinos

Published

on

By

Graciela, la madre de Fernando, contó qué sintió en el momento que escuchó “perpetua” para los asesinos

La mamá de Fernando Báez Sosa, Graciela, habló con los medios de comunicación tras la sentencia a los ocho rugbiers que asesinaron a su hijo: “La verdad es que después de tanta espera, durante 3 años, escuchar el veredicto hoy sonó fuerte cuando dijo “perpetua” y sentí una emoción al escuchar eso, me dio un poco de paz en mi corazón”.

“Sé quienes fueron los que realmente asesinaron a mi hijo y sentí un poco de calma. Ahora nace una historia importante en Argentina al ser condenados estos asesinos que me sacaron a mi hijo. Empieza una nueva etapa en nuestra vida que vamos a seguir luchando para que quede firme la sentencia de estos asesinos”, sostuvo.

Leé también: La audiencia más dramática: lo que no se vio de la sentencia a los rugbiers por el crimen de Báez Sosa

En este sentido, expresó su conformidad por el veredicto: ”Salimos muy conformes, es lo que esperé hace 3 años, que dijeran cadena perpetua”.

Graciela junto a su esposo Silvino y el abogado Fernando Burlando. (Foto: captura TN)

”No podía dormir de noche, siempre pensando de cómo lo veía a mi hijo, apoyando su brazo y levantando una mano implorando piedad para que dejaran de darles patadas, cosa que no ocurrió. Solo vi un chico que pedía piedad. Fueron 8 contra una persona. Lo tenían preparado, lo atacaron”, agregó.

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente TN)

Sigue leyendo

Noticias

Máximo Thomsen fue condenado a prisión perpetua y ya se sabe cuántos años pasará en la cárcel

Published

on

By

Máximo Thomsen fue condenado a prisión perpetua y ya se sabe cuántos años pasará en la cárcel

Hoy llegó el día que estaba esperando todo un país. Los 8 rugbiers fueron condenados por el asesinato a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Cuando llegó el momento de la lectura del veredicto, Hugo Tomei les pidió a Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Tomás Comelli, Matías Franco Benicelli y Luciano Pertossi que se pongan de pie.

Fue el abogado el encargado de realizar este pedido previo a la lectura de la sentencia, pero cuando Thomsen se descompesó, les pidieron a todos que se sienten para evitar más situaciones así.

¿Fue una estrategia de Tomei? ¿Fue un pedido por respeto a la familia de Fernando? Muchas especulaciones sobre la decisión del abogado.

¿Cuántos años estará en prisión Máximo Thomsen?

  • La prisión perpetua es de por vida. En la mayoría de los delitos, cuando se cumplen 35 años, se permite pedir la libertad condicional. Pero al tener dos agravantes, como es el caso de Thomsen, la condena es de 50 años.

Los rugbiers acusados con prisión perpetua:

  • Máximo Thomsen
  • Ciro Pertossi
  • Enzo Comeli
  • Matías Benicelli
  • Luciano Pertossi

Fueron condenados por haber sido encontrados culpables de ser coatures penalmente responsable homicidio doblemente agravado por haber sido comentido por dos o más personas y por alevosía.

Por qué tres rugbiers fueron condenados a 15 años de prisión

Además, otros tres rugbiers fueron condenados a 15 años de prisión por haber sido encontrados culpables de ser partícipes secundarios del asesinato del joven de 18 años frente al boliche Le Brique de Villa Gesell.

  • Ayrton Viollaz
  • Blas Cinalli
  • Lucas Pertossi

El video del momento en el que Máximo Thomsen se desmayó al escuchar la condena a perpetua

El video del momento en el que se desmayó Máximo Thomsen. (Video: TN)

Quién es y qué hizo Máximo Thomsen

  • Tiene 22 años y hasta antes que ocurriera el asesinato en la ciudad balnearia, Thomsen estudiaba Educación Física en la ciudad de Zárate.
  • El joven practicó rugby a lo largo de toda su infancia en el Arsenal Zárate. Pero en 2017 se unió al Club Atlético de San Isidro (CASI), que actualmente lo suspendió.
  • Desde el equipo aseguran que el joven nunca se “integró”.
  • Es señalado por la Justicia como el rugbier que le dio la patada mortal a Fernando el 18 de enero de 2020, a la salida del boliche de Villa Gesell.
  • Una de las pruebas que incriminaban a Thomsen es una zapatilla de lona negra manchada con la sangre de la víctima que le pertenecía. La encontraron en la casa que los rugbiers habían alquilado en la costa.
  • Del mismo modo, un audio de WhatsApp entre amigos en común de los rugbiers expuso la actuación de Thomsen en el crimen. “Le pegó no sé cuántas patadas en la cabeza y la última lo mató”, se escucha decir a un joven agendado en el grupo como Juani Neme.
  • Thomsen se negó a someterse a las pericias psicológicas y psiquiátricas solicitadas por la querella y la fiscalía. “Ya violaron muchas cosas privadas mías y no quiero que vuelva a pasar”, justificó.
  • Thomsen rompió el silencio por primera vez en el juicio: “Quiero pedir disculpas porque jamás en la vida se me hubiese ocurrido tener intenciones de matar a alguien”.

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente TN)

Sigue leyendo

Noticias

Chaco | «Una justicia débil no es justicia», opinó Burlando tras conocerse el fallo y adelantó que apelará

Published

on

By

"Una justicia débil no es justicia", opinó Burlando tras conocerse el fallo y adelantó que apelará

«Vamos a apelar», señaló el abogado mientras mostraba una copia en papel de la sentencia del tribunal: «Una justicia débil al momento de evaluar sentencia, creo que no es Justicia.»

Burlando cuestionó la condena a 15 años para Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi como «partícipes secundarios» del crimen y advirtió que revertir esta resolución será su «objetivo de acá en adelante».

Los otro cinco rugbiers acusados en el juicio fueron condenados a cadena perpetua. «No se entiende cómo a estas tres personas las benefician con la participación secundaria. Fue una Justicia débil y la justicia débil no es justicia», remarcó, aunque reconoció como positivo que el tribunal dio por acreditada la materialidad del hecho y la calificación del mismo como un homicidio doblemente agravado por alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas.

Crédito: Perfil

«Fueron quince jornadas de debates en que lo único que se vio fue a una criatura pedir clemencia. Y este tribunal tuvo clemencia con estos tres acusados de una manera irracional. Ese va a ser el motivo de nuestra apelación», sostuvo Burlando, quien reiteró su pedido de «prisión perpetua para todos».

A su vez, destacó que «la riña no apareció» y «el homicidio preterintencional tampoco»; tal como postulaba la defensa de los rugbiers. «Con Fernando nadie tuvo piedad. Con estos tres acusados de esta banda que se encargó de matarlo tuvieron una contemplación que ellos mismos no tuvieron», añadió el abogado, quien describió a los jueces como «contemplativos».

Para Burlando, «no tiene sentido que le hayan asignado una participación secundaria» y consideró que «es contradictorio, irracional e incoherente pensar que uno participó más o menos de un plan» cuando, según él, «todos participaron». «Me hubiese gustado que la Justicia se haya puesto los pantalones. Es un largo recorrido», opinó, tras lo cual, destacó que en el debate hubo «dos fiscales excepcionales» con los que trabajaron «codo a codo de una manera feroz».

Más temprano, antes de conocerse el veredicto, Burlando había afirmado: «Nuestra conclusión es la aplicación de la prisión perpetua para los ocho acusados. No pensamos otras alternativas, por lo menos hoy. Ese sería el fallo la máxima para nosotros.»

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente Diario Norte)

Sigue leyendo

Lo Más Leído