Connect with us

Noticias

Empujaba su auto tras una falla y fue embestido por un colectivo en Tejedor y Acevedo

Published

on

Empujaba su auto tras una falla y fue embestido por un colectivo en Tejedor y Acevedo

Un hombre de 69 años que empujaba su auto tras una falla eléctrica fue embestido por un colectivo de larga distancia en la esquina de avenida Tejedor y Acevedo. La víctima fue trasladada al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).

El siniestro ocurrió este jueves por la tarde. A raíz de un llamado al 911, los efectivos de la Comisaría Séptima se hicieron presente en el lugar.

Al llegar los policías constataron el incidente entre un vehículo Fiat Palio que era empujado por la víctima, luego de que no arrancara por una falla, y un colectivo Scania modelo K380 de la empresa Plusmar, conducido por un hombre de 48 años.

El chofer del colectivo intentó pasar el vehículo Fiat en la avenida, en sentido a Parque Camet, se subió al boulevard y aplastó contra su propio vehículo al hombre de 69 años, que fue trasladado al HIGA lúcido, consciente y con politraumatismos.

image.png

Se convocó a personal de Tránsito Municipal que realizó el test de alcoholemia al conductor del colectivo el cual arrojó resultado negativo.

Intervino la Fiscalía N° 11 a cargo de Pablo Cistoldi, quien dispuso se instruyan actuaciones caratuladas lesiones culposas y se realicen diligencia de rigor.

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente Ahora Mar del Plata)

Noticias

Los rugbiers ya tienen su apelación: cuál es la chance de lograr la libertad tras recibir prisión perpetua

Published

on

By

Los rugbiers ya tienen su apelación: cuál es la chance de lograr la libertad tras recibir prisión perpetua
Emilia Pertossi y Hugo Tomei, defensores en el juicio

El equipo de abogados defensores de los ocho condenados por matar a Fernando Báez Sosa -que desde el comienzo fue más amplio que Hugo Tomei y Emilia Pertossi, los dos letrados que se sentaron en el juicio- ya tiene listo el recurso de Casación para disputar las penas que van desde prisión perpetua hasta 15 años de prisión por el delito de homicidio doblemente agravado.

Esa apelación, que estaba finalizada antes de escuchar la sentencia de hoy, tiene diversos puntos centrales.

En primer lugar, plantea que el juicio fue “ilegal” porque los imputados no tuvieron la audiencia de indagatoria, prevista en el articulo 308 del Código Procesal. Se trata de la misma nulidad que planteó Tomei desde un inicio y le fue rechazada en todas las instancias. La queja es, básicamente, que todos los imputados fueron indagados en el mismo momento, lo cual es, cuanto menos, incorrecto.

El segundo punto tiene que ver con la figura de la alevosía. El planteo que se presentará en las próximas horas apunta a que la alevosía estaría descripta dentro del plan de premeditación para cometer el crimen. Según el documento, la acusación habla de “un plan para matar a la víctima sin que pueda defenderse” por lo tanto si el plan no se probó. La alevosía, tal como está descripta, tampoco.

El tercer punto señala una presunta violación del principio de congruencia. Es lo mismo que planteo Tomei en su alegato. Aseguran que en el juicio se cambió la “plataforma fática” de los hechos. Es decir, que los imputados llegaron al juicio acusados de una cosa y luego se trató de probar otra, que en la imputación se habla de cinco sujetos golpeando a la víctima y que luego en la acusación, habla de ocho atacando.

En caso de no ser oídos en instancias provinciales, los defensores de los rugbiers continuarán hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia. Y, de ser necesario, a organismos internacionales.

Los acusados antes de la lectura del veredicto (Juan Mabromata/AFP)
Los acusados antes de la lectura del veredicto (Juan Mabromata/AFP)

La sola mención de la prisión perpetua como figura penal supone que el condenado morirá en la cárcel. Esto no siempre es así. En el caso de algunos delitos que suponen la pena de prisión perpetua, de todos modos existe la posibilidad de que el condenado recupere la libertad transcurridos 35 años desde el comienzo de su encarcelamiento. Esto está previsto en el artículo 13 del Código Penal que regula que el condenado podrá recibir esta medida si reúne las condiciones idóneas, como una buena conducta certificada por informes penitenciarios.

Sin embargo, una reforma judicial excluye a los homicidios agravados de esa posibilidad, con una reforma del artículo 14 del Código Penal, la llamada “Ley Petri”, dictada en 2017 y llamada así por el diputado mendocino Luis Petri. La respuesta a este predicamento, entonces, está en que un tribunal -y luego otro, si continúa el juego de apelaciones- declare inconstitucional este artículo en el caso.

Esta es una cuestión esencial del derecho: es la consideración de que una norma viola un principio superior. La discusión alrededor de la prisión perpetua real y eterna sin chance de reinserción es una clave de la historia jurídica reciente, con diversos ejemplos en la jurisprudencia. Es, para la defensa de los rugbiers, una batalla cuesta arriba, si es que intentan el planteo.

Te puede interesar: Los rugbiers vuelven al penal de Melchor Romero: qué puede pasar en la cárcel tras la condena

La Corte Suprema nunca se expresó en un fallo sobre la cuestión de la prisión perpetua real por homicidio agravado, lo que cerraría la historia. Entonces, hay visiones mixtas dentro del espectro de los tribunales bonaerenses.

Una fuente clave en Dolores asegura: “Hay precedentes de inconstitucionalidad en este artículo y por diferentes delitos. Viola el principio de progresividad de la pena que deriva del artículo 18 de la Constitución Nacional, en cuanto a que las cárceles no son para castigo sino para readaptación”. Efectivamente, hubo precedentes durante los últimos años para la inconstitucionalidad del artículo 14, que también niega la libertad condicional para los reincidentes, aquellos condenados dos veces por el mismo delito. Corresponden, por ejemplo, al Tribunal N°7 de Lomas de Zamora y al Juzgado de Ejecución N°1 de La Plata, datan de 2020 y 2021. Sin embargo, los fallos corresponden a expedientes por violaciones a la ley de drogas, con penas mucho menores que una perpetua.

Los Báez Sosa y su abogado, Fernando Burlando
Los Báez Sosa y su abogado, Fernando Burlando

El artículo 14 ya había sido modificado en 2004 por la presión de Juan Carlos Blumberg -que hizo su aparición en el juicio a los imputados en Dolores- y la campaña a su alrededor, que le quitó la chance de una libertad condicional a los condenados por homicidio criminis causa, pero no por hechos marcados por agravantes. Las “leyes Blumberg” ya enfrentaron reveses similares en el pasado. En 2009, los camaristas porteños Alfredo Barbarosch, Juan Cicciaro y Rodolfo Pociello Argerich afirmaron que es inconstitucional que una persona que comete un delito a mano armada reciba una condena mayor si tiene antecedentes por delitos dolosos. Así, se juzgaría a la persona, no al hecho.

Otra fuente, ubicada mucho más arriba en la cúpula del Poder Judicial provincial, plantea la realidad de la situación: “Nosotros entendemos que sería un planteo abstracto, en tanto no se configuran los extremos temporales por el momento, pero es una opinión teórica. Hay que analizar cada caso en particular”. La Suprema Corte bonaerense se inclinó a negar estos planteos en los últimos años, una situiación advertida en diversos fallos por el procurador Julio Conte Grand. En 2019, los jueces Torres, Kogan, Soria, Genoud y Violini lo rechazaron en el expediente de un hombre condenado por homicidio en ocasión de robo. Hay al menos otros seis rechazos similares en el archivo. “La declaración de inconstitucionalidad de una ley o decreto constituye un acto de suma gravedad institucional, con lo cual debe ser considerada la última ratio del orden jurídico”, advierte un fallo posterior.

También hay otros precedentes a nivel provincial. La Corte mendocina, por ejemplo, declaró que la prisión perpetua era constitucional en enero de 2021.

Sin embargo, el debate continúa a un nivel más allá de la Argentina.

Las condenas a los acusados, una por una
Las condenas a los acusados, una por una

Leandro Días es uno de los juristas argentinos más interesantes del momento. Asistente científico Universidad de Wurzburg en Alemania y profesor invitado de la Universidad Torcuato Di Tella, Días afirma al respecto:“Dado que la Corte Suprema todavía no tiene un fallo concreto sobre constitucionalidad de las prisiones perpetuas sin posibilidad de una liberación anticipada, lo más importante a saber es el estándar internacional de derechos humanos”.

Hay un ejemplo elemental al respecto en el Reino Unido: “En 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (usualmente citado por la Corte) sentó las bases de ese estándar el fallo ‘Vinter and others vs United Kingdom’”. El fallo establece, continúa Días, que “la prisión perpetua solo sería admisible si tiene un propósito no solo retributivo, sino también resocializador, que le permita al condenado eventualmente redimirse, si hay un control periódico de que las razones por las que se impuso la pena -como su peligrosidad o disuadir futuros delitos- siguen presentes y que por tanto el condenado no puede ser liberado”, entre otros factores.

“Una verdadera pena de prisión perpetua sin posibilidad de liberación anticipada sería contraria al derecho internacional de los derechos humanos: violaría la prohibición del Estado de imponer penas o tratos inhumanos o degradantes”, concluye el jurista.

La defensa de los condenados por matar a Fernando Báez Sosa considera lo mismo: que la prisión perpetua real viola normas internacionales.

Seguir leyendo:

Burlando: “¿Parece que Thomsen se desmayó? Así le pegaron a Fernando; desmayado”
Habla por primera vez el juez que envió a los rugbiers a la cárcel: “La sociedad abrazó a Fernando como un símbolo de paz”

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente Infobae)

Sigue leyendo

Noticias

Pidieron investigar por falso testimonio a Juan Guarino y al “rugbier número 11″

Published

on

By

Pidieron investigar por falso testimonio a Juan Guarino y al “rugbier número 11″
Juan Pedro Guarino (Ezequiel Acuña)

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores ordenó este mediodía que se investigue a Juan Pedro Guarino y a T.C (conocido a lo largo del desarrollo de la causa como “el rugbier número 11, de 17 años al momento del hecho) por los delitos de falso testimonio, tal como habían sido solicitado los fiscales acusadores en su alegato.

Los jueces María Claudia Castro, Emiliano Lazzari y Christian Rabaia hicieron lugar al planteo de los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García para que se extraigan copias de la causa y se inicie una investigación para establecer si los dos jóvenes mintieron en sus declaraciones. Guarino, cabe recordar, fue un imputado original en la causa y luego fue sobreseído por falta de pruebas.

Sobre Guarino y T.C, los fiscales sembraron dudas por su declaración como testigos, ya que supuestamente omitieron brindar detalles sobre lo que pasó estando ambos en el lugar de los hechos, a pesar de que Guarino marcó fuertes diferencias con sus supuestos ex amigos. Luego, le entregó una carta a los padres de Báez Sosa. Hay que recordar que ambos testigos fueron citados por la defensa de los rugbiers, liderada por el letrado Hugo Tomei.

Te puede interesar: Máximo Thomsen se descompensó luego de escuchar la condena a perpetua y fue retirado de la sala

Los condenados por el crimen de Fernando
Los condenados por el crimen de Fernando

Guarino, dijo que vio una pelea, pero que se fue del lugar sin precisar detalles y aseguró que no pudo ver nada de la golpiza que le dieron a Fernando.

Además, en todo momento sostuvo que los rugbiers eran recurrentes en generar peleas y que “estaba cansado” de que eso ocurriera.

En el fallo del TOC N°1 se lee que Guarino, cuando declaró como testigo, relató que sus padres no querían que fuera a Villa Gesell con los condenados debido a que conocían el gusto de los jóvenes de Zárate por generar peleas en discotecas.

El croquis del momento del hecho
El croquis del momento del hecho

T.C también estuvo a metros de donde los acusados golpearon a Fernando, y si bien nunca estuvo imputado, la sospecha es que omitió dar detalles sobre lo qué pasó en el lugar y luego de los hechos, la conversación que tuvo con los implicados.

En la sentencia del Tribunal, solo se lo nombra una vez a T.C, simplemente porque un testigo lo reconoció en el lugar.

De esta manera, el Tribunal informó que a ambos se les abrió una causa por el presunto delito y los videos de sus declaraciones quedaban disponibles para la investigación.

Caso Báez Sosa: el veredicto contra los rugbiers acusados

Este mediodía, fueron condenados los rugbiers Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Luciano, Lucas y Ciro Pertossi como culpables del asesinato de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero de 2020 frente a la discoteca Le Brique en Villa Gesell.

Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi recibieron la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado por homicidio premeditación y alevosía en concurso real con lesiones leves.

Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi recibieron penas de 15 años de cárcel como partícipes secundarios del mismo delito.

La lectura tuvo que ser interrumpida luego de los anuncios y la sala fue evacuada. Rosalía Zárate, la madre de Thomsen, pidió un médico luego de que el condenado se descompensara. “Déjenme estar con él”, gritó, en referencia a su hijo. “Esto es todo una mentira. Saquen a todos los periodistas de acá, la puta que los parió. Tres años torturándolo, no me importa más nada”, dijo. Así, también fue puesta en pausa la transmisión por YouTube, que llegó a 95 mil usuarios.

Luego, la audiencia fue reanudada sin Thomsen, para los últimos detalles.

Máximo Thomsen se desmayó durante la lectura del veredicto

Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima, se mostró satisfecho con la condena a prisión perpetua para cinco de los acusados y anticipó que leerán “con profundidad” los argumentos del tribunal porque considera que tuvo “clemencia” con tres de los asesinos de Fernando.

Los padres de la víctima, en tanto, si bien se mostaron “conformes”, sostuvieron que “no van a bajar los brazos”. “Queremos perpetua para todos. No nos abandonen. Esto todavía falta. Vamos por todo”, declaró Silvino Báez al salir de Tribunales.

Seguir leyendo:

Todo sobre el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa
Un año sin Fernando Báez Sosa: cómo viven sus padres hoy y los conmovedores testimonios de quienes más lo quisieron

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente Infobae)

Sigue leyendo

Noticias

El crimen de Fernando Báez Sosa: por qué los jueces condenaron solo a cinco de los rugbiers a perpetua

Published

on

By

El crimen de Fernando Báez Sosa: por qué los jueces condenaron solo a cinco de los rugbiers a perpetua
Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores que condenaron a los rugbiers

Para los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores, los ocho rugbiers planificaron la golpiza contra Fernando Báez Sosa motivados por el altercado en el interior del boliche Le Brique de Villa Gesell, aquella madrugada del 18 de enero de 2020. Sin embargo, explicaron los magistrados, la situación para los acusados cambió cuando la víctima quedó “inmovilizada, semi inconsciente y a merced de los atacantes”. O sea, según los fundamentos, después de “los primeros dos golpes”. Y, en base a ello, dividieron las responsabilidades y dictaron las condenas.

Así, según el fallo de 163 páginas, tras el ataque inicial y luego de dejar indefensa a la víctima, Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi “encaminaron su voluntad” a darle muerte a Fernando. Por eso, recibieron la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente agravado por premeditación y alevosía en concurso real con lesiones leves.

Mientras que, para los jueces, Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz y Blas Cinalli “decidieron, aun cuando el objetivo golpiza ya estaba cumplido, colaborar con quienes emprendieron las acciones homicidas”. Así, los condenaron a la pena de 15 años de prisión como partícipes secundarios del homicidio y las lesiones.

Te puede interesar: Pidieron investigar por falso testimonio a Juan Guarino y al “rugbier número 11″

La cuestión del dolo fue central en el caso y en la condena. Los jueces remarcaron que “el plexo probatorio reunido en el juicio” dio cuenta de que Thomsen, Ciro y Luciano Pertossi, Enzo Comelli y Matías Benicelli “emprendieron una acción guiada por la inequívoca intención de matar, aprovechándose del estado de indefensión en el que la víctima se encontró, luego de que los mismos ejecutaran las primeras acciones que el plan original pactado exigía”. O sea, golpearlo y dejarlo en el piso.

Los rugbiers condenados
Los rugbiers condenados

Así, María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari resaltaron: “El plan originario en el que los ocho acusados se confabularon consistió, en su origen, en atacar a golpes a Fernando Báez Sosa. A tal fin, se organizaron para golpearlo brutalmente, en grupo, como en otras ocasiones”.

Los magistrados consideraron que el ataque a Fernando comenzó sin intención de matar, pero luego mutó. “En el contexto en que los hechos tuvieron lugar, el dolo directo que requiere el accionar en su origen, con el alcance y en el momento que lo señalan los acusadores, no se condice con lo que realmente al comienzo ocurrió”. Sin embargo, luego agregaron: “Ahora bien, la situación para los acusados cambia cuando la víctima queda inmovilizada, semi inconsciente y a merced de los atacantes”.

Es entonces que en el fallo se profundizó en este tema: “La brutalidad de los golpes que, en tal situación, parte del grupo continuaron propinándole hasta dejarlo sin signos vitales, me permite afirmar que, en tales circunstancias, internalizaron -actualizando su propio conocimiento- y encaminaron su voluntad conjunta y en un todo de acuerdo a darle muerte a Fernando Báez Sosa”.

Te puede interesar: Máximo Thomsen se descompensó luego de escuchar la condena a perpetua y fue retirado de la sala

Para los jueces, los cinco que recibieron perpetua, “aprovechando el estado de indefensión en el que luego de los dos primeros golpes quedó la víctima, con claras intenciones de acabar con la vida de Fernando Báez Sosa, continuaron agrediéndolo brutalmente, con patadas, esencialmente dirigidas a la cabeza y otras al cuerpo, como así también con golpes de puño, causándole lesiones de tal entidad que le provocaron la muerte”.

El crimen de Fernando Báez Sosa: el veredicto contra los rugbiers acusados

En tanto, consideraron que Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz y Cinalli, “luego de ver en el estado de absoluta indefensión en que quedó la víctima inmediatamente después de recibidos los dos primeros golpes y el accionar de sus consortes, apoyaron a los coautores y, de acuerdo al rol que cada uno asumiría en el ataque focalizado en la víctima fatal, prestaron una colaboración, si bien no imprescindible, lo suficientemente apta para favorecer la consumación del crimen”.

Y destacaron que esos tres rugbiers que recibieron la pena de 15 años de cárcel “propinaron golpes de puño y patadas a Ignacio Vaudagna, Juan Manuel Pereyra Rozas, Juan Bautista Besuzzo, Lucas Begide y a Tomás Agustín D’Alessandro, con el objeto de evitar que los amigos de Fernando Báez Sosa pudieran socorrerlo, causándole a los mencionados lesiones que fueron caracterizadas como leves”.

Para ello, se basaron en los videos y resaltaron que “mientras Fernando era ultimado, tres de los procesados, que veían lo que estaba sucediendo, colaboraron con los agresores directos… golpeando a algunos de los amigos que intentaron, ya sea, disolver el conflicto o acercarse” a la víctima.

Te puede interesar: Condenaron a prisión perpetua a cinco de los ocho acusados por el crimen de un joven en Argentina

También subrayaron que los cinco rugbiers que “atacaron directamente a Fernando Báez Sosa cuando estaba tendido en el piso, sin reacción ni ejercicio de defensa alguna, dirigieron su voluntad a matarlo, aprovechándose del estado de absoluta indefensión en que ya se encontraba la víctima”.

El croquis que refleja cómo fue el ataque a Fernando Báez Sosa
El croquis que refleja cómo fue el ataque a Fernando Báez Sosa

De esta manera, los magistrados tuvieron en cuenta que existió un móvil, el medio escogido para atacarlo, el estado de indefensión, pero sobre todo “la inusitada violencia desplegada: la intensidad de los golpes es de toda evidencia a la luz del escaso tiempo en que concretaron el homicidio”. Así como también consideraron “las zonas del cuerpo a la que fueron dirigidos los golpes: esencialmente a la cabeza”.

Y, además, tuvieron en cuenta la forma en que actuaron y lo que hicieron luego. “No solo eran amigos, sino que no fue la primera vez que se organizaron para golpear”, recordaron los magistrados. Y sobre la actitud posterior al ataque explicaron en base a uno de los videos en el que se observa a los acusados “alejarse del lugar del hecho caminando abrazándose algunos con otros”.

“Las reglas de la lógica y la experiencia me permiten inferir que el comportamiento inmediatamente posterior evidenciado -y el que siguió hasta la mañana en que fueron aprehendidos- no resulta compatible con ‘no querer matar’ o un ‘no quisimos matarlo’. Máxime cuando el resultado, también a la luz de las imágenes que todos hemos visto, indicaban claramente la situación, por lo menos de suma gravedad -sino irreversible- en la que ya se encontraba la víctima cuando dejaron de golpearlo”, remarcó la jueza Castro en su voto, al que adhirieron los otros magistrados.

Seguir leyendo:

Todo sobre el crimen de Fernando Báez Sosa

Más Noticias Todos los temas en nuestras Redes Sociales

(Fuente Infobae)

Sigue leyendo

Lo Más Leído