Un joven músico fue agredido en la zona de la Terminal por asaltantes que intentaron robarle el martes por la madrugada. Se trató de un ataque a traición, por la espalda: recibió un botellazo en la cabeza cuando esperaba el colectivo.

La agresión le provocó una factura en un hueso de la cara; además, debió hacerse estudios oftalmológicos porque sufrió una fisura en un ojo.




 “Vi que venía el colectivo por Santa Fe, que luego dobla por Cafferata. Me cruzo a la parada y miré y no había nadie. Justo envío un mensaje a mi novia y los tenía encima. Me metieron el botellazo y me querían robar”, contó Nicolás.

Aturdido, Nicolás corrió y se metió dentro de la Terminal. “Se me nubló toda la vista y me empezó a sangrar la nariz”, contó. Luego, llegó personal de Policía Motorizada y una ambulancia que lo trasladó al Hospital Centenario, donde pasó varias horas en espera.

El joven músico dijo que no puede trabajar por las lesiones, mucho menos tocar con su banda. “No queda otra que andar a la suerte, se me rompió la bici y ahora tengo que andar en colectivo. Esto pasa en todos lados, no solo en la zona de la Terminal”, lamentó.