Connect with us

Tucumán

Bullying en el colegio y obsesión con el Fornite: el autor del crimen en Yerba Buena

Publicado hace

on

Bullying en el colegio, obsesión con el Fornite y el crimen de una víctima que no estaba en el plan original

Bullying en el colegio y obsesión con el Fornite: el autor del crimen en Yerba Buena. Algunos pensaron que era un femicidio. Otros creían que se trataba de un ladrón.

El estruendo de un disparo levantó de las sillas a los clientes que estaban en la vereda del bar tomando un café a media mañana. El miércoles 13 de octubre de 2021, a las 10, todo estaba en calma en una de las esquinas más concurridas de la ciudad de Yerba Buena, en Tucumán, hasta que estalló el ruido seco de un arma de fuego.

El edificio es un centro comercial y en la planta alta, arriba del bar, funciona una oficina. Desde ahí salieron los gritos, mientras algunos bajaban desesperados por la escalera hacia la calle. Todo fue un caos y nadie entendía muy bien lo que pasaba, mientras buscaban refugiarse dentro del bar, debajo de un cartel en la vereda o detrás de un árbol en la esquina de avenida Aconquija y Chacho Peñaloza.

Bullying en el colegio y obsesión con el Fornite: el autor del crimen en Yerba Buena llegó armado para la guerra

Gerónimo Helguera, un hombre de 29 años con físico de gimnasta, había entrado acelerado y nervioso. En su mochila llevaba una pistola Colt Woodsman calibre 22L, cargada con 10 cartuchos listos para ser usados; dos cuchillos de tipo cacería de 25 centímetros; un par de guantes de látex; un guante de trabajo; y una caja con otros 29 cartuchos calibre 22L para recarga. En los oídos tenía protectores auditivos, de los que usan los cazadores o aquellas personas que practican tiro al blanco. Apenas entró a la oficina preguntó por Juan José Ledesma.

Dentro del local, una mujer que hacía la limpieza escuchó su pedido y cuando giró para averiguar de qué se trataba, se quedó casi de espaldas. En ese instante, Helguera le disparó a la altura de la cabeza. Mariela Márquez cayó al piso ensangrentada. Tenía 34 años y aquel día, como todas las mañanas desde hacía cuatro meses, había llegado puntual a su trabajo. En su casa había dejado durmiendo a tres hijos de 8, 11 y 16 años, a quienes mantenía ella sola como podía, y a veces, con la ayuda de sus padres y hermanos.

Luis Fabián Gómez, el portero del edificio comercial, estaba en la misma oficina y vio caer a la mujer contra el piso. En ese instante, el agresor Gerónimo Helguera giró el brazo para apuntarle al portero. Sin embargo, Gómez fue más rápido de reflejos y le empujó la mano en la que tenía el arma para desviarle la dirección. El portero, un hombre de contextura física mediana, forcejeó contra Helguera y gritó varias veces para pedir ayuda hasta lograr empujarlo hacia el baño de mujeres.

Bullying, golpes y escupitajos

Al escuchar el disparo y los gritos, Pablo Maximiliano Franco, el mozo del bar de la planta baja, dejó su lugar de trabajo y subió por la escalera. “La gente que bajaba gritaba ‘¡Tiene un arma, tiene un arma!’. Y en el depósito veo a una mujer en el piso con sangre en la cabeza –recordó el mozo-. Siento un ruido en el baño de mujeres y ahí lo veo a Fabián (Gómez) forcejeando con Helguera. Lo trato de tomar del cuello y Fabián le quita el arma”, agregó. Al verse dominado y en desventaja, Helguera aflojó el cuerpo y la mochila cayó al piso. “Él (en referencia al atacante) me da un apellido –recordó el mozo- y me dice que un compañero le hacía bullying y le pegaba”.

Afuera, los gritos y las corridas provocaron el caos en la vereda. Mientras Mariela Márquez estaba en el piso, Gómez y Franco controlaron la situación. Algunos clientes del bar llamaron a la Policía. A Mariela le taparon la herida, mientras esperaban una ambulancia. La calma de ese paseo comercial se quebró. En ese momento fue que algunos pensaron que se trataba de un femicidio y otros creían que era un ladrón, porque al frente del bar hay una sucursal del Banco Galicia.

Quienes subieron a la planta alta comenzaron agredir a Helguera en el piso. El hombre que unos minutos antes había disparado su arma, ahora intentaba justificar su actitud, mientras se sentía dominado. “Me vivían escupiendo”, dirá unos minutos después, cuando llegó la Policía para detenerlo. “Me pegaban”. “Me vivían haciendo maldades”, agregó en medio de los testigos y los policías. Tenía el rostro ensangrentado por los golpes. Repetía que le hacían bullying cuando estaba en el secundario.

“Yo juego mucho al Fortnite”

El subcomisario Cristian Díaz, jefe de la Patrulla Motorizada de Yerba Buena, fue uno de los primeros en llegar al lugar. Dijo que, al momento de ser detenido, Helguera insultaba y decía: “¿Y qué querés? Si Ledesma me escupía en la escuela. Devolveme mi arma, soltame”. Además, el comisario aseguró que en un momento el atacante le dijo: “Lo que pasa es que yo juego mucho al Fortnite y tengo que estar preparado”. Fortnite es un videojuego en el que un grupo de hasta 100 jugadores luchan en una isla, en espacios cada vez más pequeños, para ser la última persona en pie.

Díaz pidió refuerzos y unos minutos después llegó el comisario principal Carlos Rodríguez, de la comisaría de Yerba Buena. Ambos evitaron que Helguera fuera linchado en la misma oficina donde había hecho el disparo. Mientras tanto Mariela Márquez era trasladada al hospital Padilla. Murió más tarde, a las 20.52.

La comisión policial trasladó a Helguera a la comisaría, donde descubrieron que todavía tenía puestos los protectores auditivos y en su cintura llevaba una cartuchera de pistola. Todos los elementos secuestrados quedaron a disposición de la Justicia tucumana. Desde un primer momento, la Policía manejó la hipótesis de que el autor de los disparos tenía planeado vengarse de un tal Ledesma, porque según trascendió, le hicieron bullying durante el secundario, cuando asistía a un colegio privado, una década antes, en tiempos de adolescencia.

“Lo que pasa es que yo juego mucho al Fortnite y tengo que estar preparado”.

Tratamiento psiquiátrico

Al llegar a la comisaría, Helguera estaba exaltado. Los policías dijeron que después fue calmándose y comenzó a temblar. Unos minutos más tarde llegaron a la dependencia policial el padre y el hermano del agresor que estaba detenido. Explicaron que el acusado estaba bajo tratamiento psiquiátrico desde hace varios años.

También dijeron que unos años antes había intentado suicidarse. Inclusive había sido noticia porque se había extraviado en la selva de yungas del cerro tucumano. Ante los policías, los familiares explicaron que Gerónimo Helguera se pasaba horas encerrado en su habitación conectado a un videojuego de disparos, de estilo bélico.

“Es probable que le haya hecho bullying”

El jueves comenzó el juicio en Tucumán, nueve meses después del episodio. Entre sus amigos, Helguera era conocido por el mote de “Largui”.

Juan José Ledesma es arquitecto y estudió el secundario en el mismo colegio. Según fuentes policiales, era él a quién lo buscaba para matarlo.

En la apertura del juicio, delante de los jueces, Ledesma dijo que es probable que le haya hecho bullying, pero que no lo recordaba con precisión. “Creo que él (por Helguera) formaba parte de un grupo al que otro grupo le hacía bullying, pero no recuerdo un hecho puntual –declaró-. Pasó mucho tiempo y después me lo crucé muy pocas veces”, remarcó delante del tribunal y en una sala en absoluto silencio.

Un pan concreto: matar a una persona

El fiscal Pedro Gallo está convencido de la responsabilidad de Helguera por el delito de homicidio doblemente agravado con arma de fuego y dijo que pedirá prisión perpetua. “Se trata de un hecho de extrema e inusitada gravedad –mencionó el fiscal-. El acusado se hizo presente en una de las zonas más concurridas de Yerba Buena, en un horario pico, con un plan concreto: matar a una persona determinada (Ledesma). Además, estaba preparado para dar muerte a todo aquel que se interpusiera en su camino –detalló-. Hablamos de un tirador preparado y dispuesto a cometer una masacre”, dijo en su alegato de apertura el funcionario judicial, a cargo de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas.

Ignacio Ferrari, abogado defensor de Helguera, solicitó que el imputado no esté presente en la misma sala durante el debate, sino que permanezca en otra sala contigua. En el primer día del juicio, el letrado planteó que, el día del crimen, su defendido tuvo una descompensación que le provocó un brote psicótico. “La defensa va a probar que el señor Helguera es absolutamente inimputable”, dijo Ferrari.

El fiscal Gallo retrucó esa postura de la defensa legal del atacante y dejó una advertencia a los jueces. “Seguramente la defensa tratará de presentar a Helguera como una persona vulnerable, casi victimizándolo para decir que es inimputable –dijo-. Es entendible, es la única arma con la que cuenta –agregó-, porque la contundencia de las pruebas que acreditan la autoría del hecho son incontestables. Vamos a demostrar que Helguera actuó de manera calculada, planificada y con una cabal comprensión de la criminalidad del acto y de la dirección de sus acciones”, afirmó.

Compañeros de secundario en Yerba Buena

Gerónimo Helguera y Juan José Ledesma estudiaron en el colegio Boisdron de Yerba Buena. No eran compañeros del mismo curso, por una diferencia de edad. Además, sus caminos se separaron, cuando en la mitad del secundario Ledesma cambió de colegio.

La posibilidad de que haya habido bullying causó un revuelo. También repercutió en los medios de todo el país. Por esos días, en Tucumán, todo el mundo hablaba del crimen de Yerba Buena. Esa situación alarmó a la institución educativa. Algunos ex compañeros reconocieron que sabían que Helguera había sufrido problemas psiquiátricos, tras haber egresado del secundario. Sin embargo, varios de ellos negaron la situación de bullying en el colegio, pero lo hicieron sin dar sus nombres. Al terminar el secundario, Helguera se inscribió para estudiar abogacía, pero al poco tiempo dejó los estudios. Después comenzó a asistir a un gimnasio.

En la sala de tribunales, Patricio Char, quien representa al arquitecto Ledesma en el juicio, fue contundente en responsabilizar a Helguera.

“Es autor material del homicidio de esa pobre mujer y buscaba a mi representado para aniquilarlo –precisó-. No pudo hacerlo debido a la heroica intervención del portero. Ahora vendrán los peritos de parte a decirnos que Helguera es inimputable –remarcó-.

El imputado tenía un plan muy claro: matar de manera violenta a mi defendido y hacer lo mismo con la persona que intentara interferir. Este tipo de ataques es una problemática que se está registrando en diferentes partes del mundo y en todos lados las condenas que se aplican son ejemplares –resaltó-. Es un llamado de atención para todos. Este es un momento para poner en práctica una política criminal que impida que se repitan este tipo de hechos”.

En la primera audiencia también alegó Humberto Castaldo, representante legal de la familia de Mariela Márquez, la víctima. Las pruebas son contundentes y la defensa intentará demostrar que es inimputable –dijo el abogado-. “En la historia penal hubo varios casos que intentaron resolverse con esta fórmula –resaltó-, pero nunca tuvieron éxito”.

A su vez, Ignacio Ferrari, defensor de Helguera (ahora tiene 30 años), insistió en que no puede responder penalmente por lo que hizo. “Gero –dijo el letrado- no estuvo en ese lugar; se encontraba una persona delirante que tuvo una descompensación de la esquizofrenia paranoide que le diagnosticaron en el hospital Obarrio”.

El juicio seguirá esta semana en Tucumán. Los jueces aceptaron el pedido de la defensa para que el imputado Helguera no esté presente durante el debate; de manera que en todas las audiencias llegará al edificio de tribunales, pero de inmediato será trasladado a otra sala contigua, bajo la custodia de un guardiacárcel. Se calcula que el fallo del juicio podría darse en la segunda semana de agosto.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(Miguel Velardez, especial para TN)

Tucumán

José Alperovich irá a juicio oral, acusado de abuso sexual

Publicado hace

on

José Alperovich irá a juicio oral, acusado de abuso sexual

José Alperovich irá a juicio oral, acusado de abuso sexual. El Juzgado dio por clausurada la instrucción de la causa que llevó adelante la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N10 de la Capital Federal, a cargo de Santiago Vismara, y la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), a cargo de Mariela Labozzetta.

La defensa del exsenador había realizado una serie de planteos ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional que le fueron denegados, por lo que ahora el siguiente paso el e juicio oral.

La Fiscalía había pedido la elevación a juicio en mayo pasado, al acusar a Alperovich de tres hechos de abuso sexual -dos de ellos cometidos en tentativa- y seis sucesos de violencia sexual agravada por haber sido con acceso carnal. Los hechos -según la denuncia- tuvieron lugar en 2018 en Tucumán y en Capital Federal.

José Alperovich irá a juicio oral, acusado de abuso sexual

Lo señalado por la denunciante, sostuvieron los fiscales, fue avalado por los informes y los peritajes psicológicos realizados en la causa, así como también por la Junta Médica realizada y las declaraciones que dieron distintas profesionales que tuvieron contacto con la joven.

En esos informes, señalaron el contexto en que ocurrieron los hechos donde se daba en un ámbito de violencia.

«En su gran mayoría, los casos de abuso sexual como el presente se cometen en un ámbito de intimidad en donde no siempre es posible contar con testigos presenciales de lo ocurrido. Por ello, las mujeres víctimas de esta clase de agresiones y abusos enfrentan grandes dificultades al momento de denunciarlos, todo lo cual ha llevado al trazado de políticas públicas que, desde el servicio de justicia, se vienen desarrollando hace algunos años, a fin de garantizarles una asistencia eficaz y oportuna», marcaron Vismara y Labozzetta al pedir la indagatoria de Alperovich en mayo pasado.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(Popular)

Continuar Leyendo

Tucumán

Un tren arrolló un auto, murieron dos personas y familiares levantaron los restos de las vías

Publicado hace

on

Un tren arrolló un auto, murieron dos personas y sus familiares tuvieron que levantar los restos de las vías

Un tren arrolló un auto, murieron dos personas y sus familiares tuvieron que levantar los restos de las vías.

Un trágico accidente entre un tren de carga y un auto conmociona a la provincia de Tucumán. En la tarde del miércoles, el vehículo en el que viajaban tres personas cruzó las vías sin advertir que venía la formación y fue embestido. A causa de ello, dos hombres murieron.

Todo ocurrió cerca de las 17:30 a la altura de la calle Bulnes al 2500. De acuerdo a lo reconstruido por los investigadores, el auto Gol no logró divisar la llegada del tren del Belgrano Cargas porque la zona que rodea a las vías está completamente rodeada de tapias y solo un metro las separa de los rieles.

En el lugar murieron Sebastián Ponce, de 27 años, y César Medina, de 32. El tercer pasajero, un joven de 18 años, fue trasladado de urgencia al hospital Padilla. Llegó consciente, con politraumatismos, un corte en la cabeza, contusiones en el tórax y raspones. Aún continúa internado.

Un tren arrolló un auto, murieron dos personas y sus familiares tuvieron que levantar los restos de las vías

Tal fue el impacto que el vehículo quedó completamente destruido y terminó derribando la pared de una vivienda cercana a las vías. Por su parte, las víctimas fatales eran familiares y fallecieron en el acto, según confirmó al medio Los Primeros el comisario Juan Ibáñez, segundo jefe de la Unidad Regional Capital.

El espacio entre las vías y las tapias es tan estrecho que la Policía, los bomberos y defensa civil tuvieron que treparse a los techos de los vagones para sacar los cuerpos del interior del auto.

El lugar donde ocurrió el trágico accidente había sido abierto por los propios vecinos de la zona, por lo que no había ningún tipo de advertencia sobre el paso del tren. La única forma que tenían para saber que la formación se acercaba era escuchar el sonido del silbato. Sin embargo, aún se desconocen los motivos por los que los jóvenes no alcanzaron a oírlo.

El dolor y la indignación de los familiares de las víctimas

En medio del dolor, los familiares de los hombres fallecidos en el accidente deambularon toda la madrugada del jueves con una bolsa con restos humanos rebotando de comisaría en comisaría porque ninguna quería recibirla, según informó la periodista local Mariana Romero.

Tras el accidente, la Policía le había dicho a los familiares que les iban a dar las bolsas con los restos de los fallecidos. Ahí mismo comenzaron a separarlos y se los llevaron a la morgue para identificarlos.

Sin embargo, una vez que el tren partió, los vecinos se dieron cuenta de que muchos restos habían quedado en el lugar. En ese momento, los levantaron, los pusieron en una bolsa y se los dieron a familiares. A partir de allí comenzó una noche de terror.

La esposa de Ponce y la hermana de Medina se acercaron hasta la comisaría 14 para entregarlos, pero les dijeron que no los podían recibir. De ahí se fueron hasta la seccional 12 y la situación fue igual.

Pasada la medianoche, volvieron a la primera comisaría y llamaron a la prensa local. Finalmente, tras varias horas, un comisario ordenó que la seccional 12 sea quien reciba los restos.

La Justicia Federal está a cargo de la investigación.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(TN)

Continuar Leyendo

Tucumán

Un grupo de patovicas agredió a puñetazos y latigazos a una pareja de jóvenes

Publicado hace

on

Con un látigo, patovicas atacaron a una pareja que quería entrar a un boliche: “Rajen de acá”

Un grupo de patovicas agredió a puñetazos y hasta latigazos a una pareja de jóvenes a la salida de un boliche de Tucumán que había ido a festejar el Día de la Primavera. Testigos filmaron la repudiable escena y las imágenes causaron un escándalo.

El ataque sucedió en plena vereda, frente al local bailable llamado Palacio Nocturno Isabel, ubicado en Avenida General Roca al 3000, donde se celebra una fiesta de la Facultad de Odontología.

El joven que filmó el violento episodio brindó más detalles en las redes sociales: “Instagram me borró la publicación, pero esto no tiene que quedar en la nada. Patovicas del boliche Isabel cometen abuso de autoridad con dos adolescentes, mujer y varón, a la salida del baile”.

“Ahora no solo agreden físicamente cometiendo un delito con golpes en patotas, sino que hasta usan látigos como un arma. Ojalá la gente tome conciencia y no acuda más a estos tipos de boliches, con esa clase de personas que ‘trabajan’ en él”, completó.

Un grupo de patovicas agredió a puñetazos y latigazos a una pareja de jóvenes

Por último, cerró: “Es una pena que estudiantes hayan salido a festejar su día y terminen pasando un mal momento por culpa de estos ineptos. Me gustaría saber cómo están los chicos afectados en el video, no supimos nada más de ellos ya que nos tuvimos que ir por que nos querían romper el celu por las grabaciones”.

El periodista Luis Medina de Telefé Noticias Tucumán compartió fotos de cómo terminó una de las víctimas, a la que identificó como Nicolás.

En las fotos se le ve la cara desfigurada por los golpes de puño y marcas de latigazo en la espalda. Su pareja también recibió latigazos al intentar proteger a Nicolás.

El comunicado del boliche tras el incidente

Desde el boliche Palacio Nocturno Isabel emitieron un comunicado para desvincularse de la organización del evento, repudiaron el “accionar antisocial y delictivo” del personal de seguridad y afirmaron que había sido contratado de manera “tercerizada”.

“A nuestros seguidores, clientes amigos y público en general. Queremos informar que la fiesta del día del estudiante realizada anoche en nuestras instalaciones no fue organizada por la producción de ISABEL. El evento mencionado fue organizado por la Facultad de Odontología”, explicaron.

También afirmaron que “se emitirán las denuncias correspondientes al personal de seguridad responsable de los hechos de violencia cometidos”.

“El grupo humano que conforma el staff de ISABEL repudia enfáticamente el uso de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, muchísimo más en estos tiempos tan sensibles para todos. No avalamos el accionar antisocial y delictivo del personal que fue contratado precisamente para evitar actos de esta índole, no para cometerlos. Vale destacar que el servicio mencionado y su personal fue contratado de forma tercerizada”, completaron.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(TN)

Continuar Leyendo
Advertisement

Trending

Copyright © 2022 Noticias Policiales - Todos los Derechos Reservado - Está permitida, la reproducción del contenido de este sitio, bajo la condición de mencionar la fuente.