Connect with us

Santa Fe

Intentó trepar un edificio para robar, cayó al vacío y murió

Publicado hace

on

Murió “el hombre araña” de Santa Fe: intentó trepar un edificio para robar y cayó al vacío

Intentó trepar un edificio para robar, cayó al vacío y murió. Un delincuente apodado como “el hombre araña” murió en la madrugada de este sábado al caer de un edificio en Santa Fe al que intentaba trepar para ingresar a robar.

El hombre, de 32 años, había sido condenado en 2018 por la justicia a tres años de prisión de cumplimiento condicional por delitos que cometió entre mayo de 2016 y agosto de 2017 en esa misma ciudad.

Intentó trepar un edificio para robar, cayó al vacío y murió

Eran las 4:30 de la mañana de este sábado cuando un adolescente que se había desvelado jugando videojuegos en el edificio de la calle Suipacha al 2900, en la ciudad de Santa Fe, escuchó un golpe fuerte y seco.

Al asomarse por el balcón vio la figura inmóvil de un hombre recortada sobre la vereda e inmediatamente avisó a sus padres. Al mismo tiempo, vecinos de la zona denunciaron lo sucedido al 911.

Minutos después, llegaron al lugar oficiales y suboficiales de la Comisaría 1° (Orden Público) y de la Brigada Motorizada (Cuerpos). Además fue un médico del SIES 107. Una vez allí, constataron el fallecimiento de Gómez, quien tenía golpes en el rostro, en la cabeza y quebraduras expuestas en otras partes de su cuerpo.

Las causas de la caída de Gómez aún son materia de investigación. Se realizaron los peritajes criminalísticos de rigor en el lugar en el que se produjo la muerte, y al terminar, el traslado del cadáver a la morgue judicial para la realización de la necropsia.

Las causas del “hombre araña” de Santa Fe

Los delitos por los que había sido condenado “el hombre araña” de Santa Fe son tentativa de hurtos, hurto calificado por escalamiento (entre ambos sumaron cinco delitos consumados), violación de domicilio e intento de evasión; todos atribuidos en concurso real.

La fiscal Carolina Parodi tuvo a su cargo la investigación del caso y la sentencia fue dictada por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, en un juicio en el que se abreviaron los procedimientos.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(TN)

Santa Fe

El crimen perfecto de Rosario: tiraron pedazos de cadáveres y sus cabezas en containers y no dejaron pistas

Publicado hace

on

El crimen perfecto de Rosario: tiraron pedazos de cadáveres y sus cabezas en containers y no dejaron pistas

El crimen perfecto de Rosario: Dos cuerpos descuartizados y sin cabezas aparecieron en tres contenedores y en un basural de la zona sur de Rosario el 22 de diciembre de 2020. Eran los restos de Jorge David Giménez, de 29 años, y Víctor Martín Baralis, de 44, pero sus nombres se sabrían recién al día siguiente. Estaban ligados al narco desde 2016 y eran tropa de Marcelo “Coto” Medrano, un barra de Newell’s que manejaba la venta de drogas en zona norte y había sido asesinado dos meses antes.

A casi dos años del brutal crimen, la investigación está empantanada. La fiscalía logró reconstruir el trayecto del auto que arrojó los cuerpos a la basura, pero nunca se encontró el vehículo. Al día de hoy todavía parece tratarse de un asesinato perfecto, pero algo puede aún girar la investigación y para encontrar a los asesinos.

El crimen perfecto de Rosario: tiraron pedazos de cadáveres y sus cabezas en containers y no dejaron pistas

Esa mañana de fines de diciembre, los restos fueron hallados dispersos en tres contenedores: uno en Lituania al 5600, otro en Anchorena y Cepeda y el tercero en Anchorena y Castro Barros de la ciudad santafesina. También se encontraron restos en un basural a orillas del arroyo Saladillo, en un sector donde allanaron distintas viviendas.

Como descuartizaron los cuerpos, el Instituto Médico Legal (IML) tuvo que identificar los cadáveres por pruebas dactiloscópicas. Según informó el diario La Capital de Rosario, el fiscal Patricio Saldutti llegó a la conclusión de que, más allá de la diferencia de edad, el “Colo” Giménez y el “Gordo” Baralis se conocían entre sí.

De acuerdo a los investigadores, en el contenedor de Lituania al 5600 se encontró una bolsa de plástico negra que contenía otras tres bolsas envueltas en papel film. En una había una cabeza, en la otra otra cabeza y en la tercera dos brazos. En Castro Barros y Anchorena había, en un contenedor sin tapa, dos piernas y un brazo envueltos en papel film. En Anchorena y Cepeda, una pierna izquierda, una derecha y otro brazo. Precisamente en esa esquina, asesinaron hace diez días a Ludmila Torres. Una joven de 19 años que, según los vecinos, también estaba vinculada con la venta de drogas en el barrio.

El crimen perfecto de Rosario

Una vez que los peritos tuvieron las imágenes registradas por las cámaras de la zona, lograron reconstruir el derrotero del auto: un Volkswagen Gol blanco. Se supo que el vehículo llegó a las 07:00 a Lituania al 5600, tomó luego hasta avenida del Rosario, de ahí a Anchorena y luego por Ayacucho hasta el puente que cruza el arroyo Saladillo. Pero luego se perdió el rastro y, desde ese día, cada vez que aparece un auto similar quemado interviene la Fiscalía que investiga el doble homicidio para corroborar datos. Sin embargo, el auto continúa sin aparecer.

Los recuerdos en las cuadras del horror

De acuerdo con un relevamiento del diario La Capital, en esa zona del barrio Saladillo los vecinos comentan por lo bajo si aparece una moto, si un auto pasa despacio o si alguien regresa tarde. Como detalle, el contenedor de residuos de Lituania al 5600 es el mismo donde se encontró una cabeza y una parte de un cuerpo desmembrado.

La vecina Marta vive frente al contenedor y contó al medio local que esa mañana estaba trabajando y sus hijos ya habían salido de la casa. “Era muy temprano. No vimos nada y no tengo cámaras de vigilancia. A la cabeza la encontró un muchacho de unos treinta y pico de años. Dicen que estaba asustado”, recordó la mujer. Y agregó: “Nunca nos llamaron desde fiscalía para preguntarnos nada y con el tiempo no se supo más del tema”.

Otra señora del barrio recordó: “Yo salía en el auto y vi al muchacho que encontró la cabeza. Tenía cara de asustado, pero tampoco era que había visto un monstruo. Eso sí, parecía medio borracho. Me dijo lo que había encontrado y quería que llamáramos a la policía. Fue a la forrajería de la esquina y desde allí llamaron a la policía”. Fue ella quien asistió en ese momento al cartonero que había encontrado parte de los restos y de quien nada se sabe dos años después.

Pensaron que los trozos de cuerpos eran basura

“Fui a hacer un mandado y me metí a revolver el volquete. Me llamó la atención una bolsa negra. La abrí y vi dos piernas y un pedazo de cuerpo. No sé lo que era. Yo no llamé a la policía, le dije a una vecina que llamara. Mi sobrino cirujea y vio que en el contenedor había una estufa. Lo abrió y encontró una bolsa con dos piernas”, declaró ese 22 de diciembre un vecino sobre lo que habían encontrado en el container de Anchorena y Cepeda.

Roger, quien vive hace décadas en Saladillo, relató: “Esa mañana me acerqué y vi la bolsa. Adentro se veía como carne y había olor a podrido, pensé que era basura del supermercado chino de la otra cuadra. Después vino un camión recolector y encontró los cuerpos”.

En tanto que, cerca de Anchorena y Castro Barros, llama la atención el pacto de silencio de al menos cuatro vecinos cuyas viviendas están a metros del contenedor. Dijeron a La Capital no recordar nada y ni siquiera haber registrado el momento del hallazgo. Algo poco probable ya que esa mañana se cerró el tránsito y la cuadra se llenó de funcionarios policiales y judiciales durante horas.

“Ese día no supimos nada, vimos a la policía nomás. Los restos los encontró un ciruja. Nunca supimos qué pasó”, coincidieron todos ellos.

El círculo tétrico de aquel día terminó poco después de las 18, cuando policías hallaron un torso al borde del Saladillo y detrás del frigorífico Sugarosa. Al igual que las otras partes humanas, estaba envuelto en papel film y dentro de bolsas de consorcio.

El crimen perfecto de Rosario: Quiénes eran las víctimas

Los días siguientes al hallazgo develaron quiénes eran el “Colo” Giménez y el “Gordo” Baralis. En 2016, el “Colo” formó parte de la hinchada de Newell’s Old Boys, entonces liderada por Medrano. Allí conoció a Baralis con quien iba a una disco del bajo. Durante 2019 y 2020, los investigadores determinaron que ambos vendían cocaína y pastillas de diseño en la zona de Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez.

De acuerdo a una fuente allegada a la causa, “el que les proveía las drogas estaba ligado a la banda de Los Monos y enfrentado, por dominio territorial, con la banda de Brandon Bay”. Respecto de las víctimas, agregó: “Los dos eran amigos y hasta vivieron juntos en una casa que alquilaron en Funes. Ahí hacían fiestas con prostitutas y consumían fuerte. Movían cierto dinero. Todo indica que trabajaban para el Coto”.

La pesquisa delineó un perfil de las víctimas: una línea ubica a Giménez como “el que pensaba” y a Baralis “como un ladero”. También se supo que con el dinero que acumulaban vendiendo drogas armaban una suerte de red de usura. Sin embargo, la investigación llegó a un punto en el que “cualquiera pudo matarlos”.

Otras fuentes de identidades reservadas recordaron a Giménez y Baralis en un vuelo charter en el que la barra brava de Newell’s acompañó al equipo a un partido por la Copa Sudamericana en 2018. “Estaban junto a empresarios, funcionarios del Estado, hinchas y obviamente, la barra”.

¿Quiénes decidieron matarlos y por qué?

Todo lo que pudo averiguarse hasta ahora no alcanza para resolver el caso. Semanas antes del hallazgo, se había detectado un audio en el marco de una investigación del fiscal de Balaceras Pablo Socca sobre una serie de ataques que se atribuían a la banda de Bay. En ese entonces, un preso del penal de Piñero en la provincia de Santa Fé, le pedía a un ladero: “Escuchame, de paso matamos a un par de zombies, me voy a llevar a uno. Te mando un video con una motosierra, fijate cómo lo voy a cortar en pedazos, bien a lo mexicano le voy a dar”, sostuvo.

Ese audio puso a Bay como presunto autor del hecho. Sin embargo, según aseguró Saldutti, “no hay ninguna evidencia sobre la culpabilidad de Bay en las decapitaciones”.

Otra versión inicial indicaba que el Colo y el Gordo habían sido asesinados y descuartizados por un carnicero en una casa del bajo Saladillo. Hasta allí fue la Policía, se allanaron varias viviendas, pero “no apareció siquiera una mancha de sangre, pese a que se aplicó luminol”, comentó el fiscal.

“La causa está empantanada. La familia de los muchachos estaba convencida de que ellos vendían ropa que traían de Buenos Aires. Se tomaron todas las declaraciones tanto a su entorno cercano como a testigos protegidos. La hipótesis es que fueron víctimas de la guerra de bandas narco en el cordón industrial. Las familias no aportaron datos significativos y nunca más nadie se presentó a declarar. Creo que los familiares optaron por asumir el tema y nada más”, concluyó el fiscal.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(TN)

Continuar Leyendo

Santa Fe

Asesinaron a mujer de 66 años vinculada a Los Monos en Rosario

Publicado hace

on

Rosario: asesinaron a mujer de 66 años vinculada a Los Monos

Asesinaron de un disparo en la cabeza a mujer de 66 años vinculada la banda narcocriminal Los Monos en la ciudad de Rosario.

Los homicidios no tienen fin en Rosario y en las últimas horas una mujer de 66 años recibió un tiro en la cabeza que le provocó la muerte inmediata, de parte de un sicario que se bajó de un automóvil y sin mediar palabra disparó su arma para cometer el crimen.

La muje, tenía vinculación con la banda de Los Monos y recibió el balazo fatal cuando salía de un comercio de la zona sur rosarina, en la calle Melián al 6300.

Asesinaron a mujer de 66 años vinculada a Los Monos en Rosario

Según informaron testigos, dos hombres sorprendieron a la víctima y, tras cometer el homicidio, huyeron del lugar.

La abuela de un integrante de Los Monos, fue trasladada de inmediato al Hospital Roque Sáenz Peña, donde se confirmó su fallecimiento.

La investigación y pericias la encabeza el fiscal de Homicidios de Rosario, Adrián Spelta.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(Popular)

Continuar Leyendo

Santa Fe

Una beba de tres meses fue internada de urgencia por intoxicación con cocaína

Publicado hace

on

Rosario: una beba de tres meses fue internada de urgencia por intoxicación con cocaína

Una beba de tres meses fue internada en la ciudad de Rosario por un cuadro de intoxicación con cocaína. Cuando llegó al hospital, le hicieron estudios para determinar su problema y mediante pruebas de orina descubrieron que había dado positivo en esa sustancia.

El episodio ocurrió el sábado por la mañana, cuando la menor fue trasladada por su madre, de 21 años, al Hospital de Niños Zona Norte. En el lugar, detectaron que estaba gravemente intoxicada y que tenía dificultades para respirar.

De acuerdo con lo informado por representantes del Ministerio Público de la Acusación, la principal hipótesis de los investigadores es que la víctima se intoxicó a través de la lactancia, ya que su mamá admitió tener adicción al consumo de estupefacientes.

Una beba de tres meses fue internada de urgencia por intoxicación con cocaína

Sin embargo, la mujer les había dicho a los médicos que su hija se había ahogado con algo, según indicó Cadena 3. Luego de ser atendida por los médicos, la menor fue estabilizada y se encuentra fuera de peligro.

El caso es seguido por la Dirección de la Niñez y por la fiscal Mariana Prunotto, que solicitó que se realicen estudios y exámenes para ver si la menor sufrió algún tipo de agresión.

En este sentido, las autoridades pidieron una serie de pericias para determinar si hubo un delito involucrado con la intoxicación.

Síguenos en Twitter Noticias Policiales de Última Hora

(TN)

Continuar Leyendo
Advertisement

Trending

Copyright © 2022 Noticias Policiales - Todos los Derechos Reservado - Está permitida, la reproducción del contenido de este sitio, bajo la condición de mencionar la fuente.